domingo, 10 de enero de 2010

Felices 525.600

¡Hola a todas! ¡Y feliz año! Aunque hice una entrada, aún no había saludado como corresponde. ¿No es increible que ya estemos en el 2010? Pues sí, el tiempo pasa y muy de prisa para mi gusto. ¿Dónde se fue el 2009? Dentro de nada mis hijos estarán cumpliendo un año. Todas las madres me lo habían dicho: disfrútalo, porque pasa demasiado rápido. Cuánta razon llevan... Pues bien, pensando en la velocidad del tiempo, hace un tiempo encontré una canción que me ayuda a reflexionar cada vez que un nuevo año comienza. La canción se titula "Seasons of love" y pertenece a una película llamada "Rent" que desafortunadamente no he podido ver aún (creo que aquí en España no ha llegado o al menos yo no la consigo). Lo que más destaca en su letra es la repetición del número 525.600. Te preguntarás qué es este número: ni más ni menos que la cantidad de minutos que tiene un año. Aquí os pongo un video para que disfruteis de la canción, que por cierto es muy bonita.



Siempre que acaba un año, me gusta hacer balance y analizar cómo ha sido: los buenos momentos, los no tan buenos, las frustraciones, los objetivos cumplidos, etc. Tengo que reconocer que el 2009 ha sido sin duda uno de mis mejores años. Al comenzar un nuevo año me gusta preguntarme: ¿cómo puedo sacar partido a estos 525.600 minutos que tengo por delante? ¿Cómo aprovecharlos bien? Pienso que la costumbre de plantearse metas, objetivos, desafíos es algo bueno y positivo. Nos ayuda a enfocarnos, a no derrochar el tiempo y a poner nuestra energía en aquello que consideramos prioritario o más importante. En relación a esto, el año pasado recibí una propuesta que me gustó mucho: se trata de escoger una palabra como hilo conductor del año. Es una idea de Ali Edwards , una de las maestras del mundo del scrap, y la verdad es que me pareció fantástica. El año pasado mi palabra fue CRECIMIENTO: empecé el 2009 embarazada y al escogerla pensé no sólo en el crecimiento físico (podrán imaginar o recordar que el volumen de mi tripa fue en aumento considerable!) sino también en un crecimiento emocional, espiritual, como mujer, vamos, en todos los aspectos de mi vida.
Este año he escogido la palabra EXPLORAR. La maternidad de dos pequeños me ha hecho dar cuenta de que mis planes ya no son sólo míos; mientras sean pequeños y estén bajo mi cuidado mis decisiones les afectan directamente, por tanto he de ser más responsable con ellas. Me gustaría aprovechar este año para explorar posibilidades de futuro (propios y para ellos), investigar opciones, no dar nada por sentado, atreverme a cosas nuevas...en fin, disfrutar explorando hacia adentro (en mi cabeza, en mi interior) y hacia afuera!
Mis mejores deseos para el 2010. ¡Gracias por vuestros comentarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...